FRAGMENTOS
Yo no le tengo miedo a nada, pero todavía no me explico por qué tiemblo cada vez que te veo.
Jaime Sabines